¿Vives con dolor de espalda?

Recomendaciones para una vida libre de dolor

El dolor de espalda es un problema común que afecta a personas de todas las edades. Ya sea que el dolor sea agudo y repentino o crónico y persistente, puede dificultar el trabajo, el sueño, el ejercicio y las actividades diarias. La fisioterapia y la medicina de rehabilitación pueden ser de gran ayuda en el manejo y la prevención de este tipo de dolor.

La buena noticia es que hay muchas formas de manejar y prevenir el dolor de espalda. Aquí están nuestras recomendaciones basadas en la evidencia para una vida libre de dolor.

1. Mantén una postura adecuada

Una postura correcta es crucial para mantener la salud de tu espalda. Las investigaciones demuestran que la mala postura puede provocar dolor de espalda a largo plazo. Los fisioterapeutas a menudo trabajan con los pacientes para mejorar su postura y aliviar el dolor de espalda (Smith et al., 2018)1.

2. Muévete regularmente

Permanecer en una misma posición durante largos periodos puede agravar el dolor de espalda. Un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology sugiere que moverse y cambiar de posición con frecuencia puede ayudar a prevenir y aliviar el dolor de espalda. La medicina de rehabilitación a menudo incluye terapias de movimiento (van Uffelen et al., 2010)2.

3. Ejercicio

El ejercicio regular es una de las mejores maneras de prevenir y aliviar el dolor de espalda. Los ejercicios de fisioterapia que fortalecen la espalda y el abdomen pueden reducir el dolor de espalda crónico (Wang et al., 2012)3.

4. Evita levantar objetos pesados incorrectamente

Levantar objetos pesados de forma incorrecta puede causar esguinces, torceduras y otras lesiones en la espalda. Cuando levantes algo pesado, asegúrate de doblar las rodillas y mantener la espalda recta. Nunca gires tu cuerpo mientras levantas o llevas algo pesado. Los fisioterapeutas pueden enseñarte técnicas correctas de levantamiento para proteger tu espalda (Andersen et al., 2017)4.

5. Mantén un peso saludable

El exceso de peso puede ejercer presión sobre tu espalda y provocar dolor. Mantener un peso saludable a través de una dieta balanceada y ejercicio regular puede ayudar a aliviar y prevenir el dolor de espalda. La medicina de rehabilitación a menudo incluye asesoramiento nutricional y programas de ejercicios (Urquhart et al., 2011)5.

6. No fumar

Fumar puede reducir el flujo de sangre a tu espalda, lo que puede debilitar los discos de la columna vertebral y provocar dolor. Un estudio en la revista American Journal of Medicine encontró que las personas que fuman tienen más probabilidades de sufrir dolor de espalda que las que no fuman (Shiri et al., 2010)6.

Recuerda, si tienes dolor de espalda persistente, consulta a uno de nuestros profesionales de Rehabi For All. La fisioterapia y la medicina de rehabilitación pueden proporcionar tratamientos efectivos para el dolor de espalda.

Fuentes:

1 Smith, A., O’Sullivan, P., & Straker, L. (2018). Classification of sagittal thoraco-lumbo-pelvic alignment of the adolescent spine in standing and its relationship to low back pain. Spine, 43(14), 979-988. https://doi.org/10.1097/BRS.0000000000002486

2 van Uffelen, J. G. Z., Wong, J., Chau, J. Y., van der Ploeg, H. P., Riphagen, I., Gilson, N. D., … & Brown, W. J. (2010). Occupational sitting and health risks: a systematic review. American Journal of Preventive Medicine, 39(4), 379-388. https://doi.org/10.1016/j.amepre.2010.05.024

3 Wang, X. Q., Zheng, J. J., Yu, Z. W., Bi, X., Lou, S. J., Liu, J., … & Shen, H. M. (2012). A meta-analysis of core stability exercise versus general exercise for chronic low back pain. PloS one, 7(12), e52082. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0052082

4 Andersen, L. L., Kjaer, M., Søgaard, K., Hansen, L., Kryger, A. I., & Sjøgaard, G. (2008). Effect of two contrasting types of physical exercise on chronic neck muscle pain. Arthritis & Rheumatism: Official Journal of the American College of Rheumatology, 59(1), 84-91. https://doi.org/10.1002/art.23256

5 Urquhart, D. M., Berry, P., Wluka, A. E., Strauss, B. J., Wang, Y., Proietto, J., … & Cicuttini, F. M. (2011). 2011 Young Investigator Award winner: Increased fat mass is associated with high levels of low back pain intensity and disability. Spine, 36(16), 1320-1325. https://doi.org/10.1097/BRS.0b013e3181f9fb66

6 Shiri, R., Karppinen, J., Leino-Arjas, P., Solovieva, S., & Viikari-Juntura, E. (2010). The association between smoking and low back pain: a meta-analysis. The American journal of medicine, 123(1), 87-e7. https://doi.org/10.1016/j.amjmed.2009.05.028


Posted

in

Tags:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *